Los acentos de la dominicanidad en las medallas de Veracruz

por el 03/12/14 at 7:57 pm

Antes de ahondar en el tema deportivo, quien suscribe apoya con las dos manos la sentencia 168-13 de la Tribunal Constitucional, entiende que cada país es quien debe definir quiénes califican para ser nacionales, de ahí que baso mi análisis en lo que establece la Constitución. Al exprimir las 77 medallas que alcanzó la República Dominicana en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz no encuentro (por vez primera en 12 años) a nacionales chinos en el equipo de tenis de mesa (¿coincidencia que esta vez ese deporte no aportara si quiera un metal?) ni tampoco a Félix Sánchez (ése que al no formarse en el sistema deportivo local y haber nacido fuera del país a unos pocos todavía les cuesta digerir). Pero hubo medallas con acento haitiano, argentino, búlgaro, italiano y hasta alemán nacido en Nigeria (Yvonne Lozos de Muñiz). Es la composición social dominicana, así fue desde su fundación como país y lo ha sido en sus 170 años, con una mayoría negra y mulata que ha sabido acoger y convivir con blancos, árabes, judíos, orientales, Etc.Maria Dimitrova-kata- 05 ¿Alguna diferencia entre el oro de Luisito Pie en taekwondo con el de María Dimitrova? El primero califica para ser Presidente de la República y la segunda no. Después ningún otro, de acuerdo con la Constitución actual. He escuchado comentarios de supuestos nacionalistas a quienes no les agrada mucho la medalla de Pie, pero no dicen nada de la de Dimitrova. ¿Esconderán sus sentimientos racistas? Es posible. Pie nació en un hospital de Guerra de una hija de haitianos que residían en Monte Plata y padre con la nacionalidad dominicana. A través del padre biológico, Josué Beltrán, el nuevo monarca regional de los 58 kilos obtuvo al nacer el derecho de ser un Quisqueyano como Pedro Mir o Felipe Alou. Dimitrova nació en Bulgaria en 1985 y reside en el país desde que tenía seis años y adquirió la ciudadanía criolla hace más de una década. Ese Pie envuelto en la bandera dominicana es la máxima expresión del país al que no solo culturalmente se siente identificado este joven humilde, sino al que pertenece con todos sus derechos y al que agradece darle la oportunidad de encontrar en una actividad tan noble como la deportiva una vía para superar en un futuro mediano la condición social a la que ha estada atada toda su familia. Lozos nació en Ibadan en 1967 y cuando tenía 14 años su familia se mudó a Canadá y en 1990 a la República Dominicana. Está casada con Eduardo Muñiz y ha cosechado más medallas para el país que cualquier otro atleta de la disciplina ecuestre. Lo que encuentra poca explicación es el uso de seis jugadoras argentinas en el equipo de hockey. ¿Qué desarrollo doméstico puede haber cuando más de la mitad de un conjunto en cancha es de otra nacionalidad? Por cierto, de las tres medallas logradas por Haití en la cita regional dos llegaron de la mano del pesista Joseph Luciano Edouar (bronce en arranque y envión en los 56 kilos), quien se entrenó junto al equipo dominicano por más de un año en el Parque del Este. Balance a Veracruz El quinto lugar ocupado por el país en suelo mexicano con 77 metales (19 de oro, 34 de plata y 23 de bronce) compensó la baja producción que sorprendió hasta a la propia dirección técnica del Comité Olímpico Dominicano (COD). Obviando la comparación con la edición de Mayagüez 2010 por la ausencia de Cuba cabe la pregunta: ¿Podemos estar satisfechos con un resultado que reporta 20 medallas menos que en 2006 (Cartagena ‘2006) cuando la inversión de hoy es mayor tanto desde el Gobierno como del sector privado y el país dispone de mejores instalaciones? Los cetros logrados en deportes de conjunto como el baloncesto masculino, el voleibol en ambas ramas y el softbol sirvieron como bálsamo por el peso que tienen esas disciplinas en el país. Luisito Pie En la caída del ping pong, atletismo y lucha olímpica puede encontrarse la respuesta. Ni pensar en los grandes fracasos históricos de la natación y la gimnasia, dos de las tres disciplinas que más medallas ofrecen. Nadie recibió más dinero que el atletismo, que se vio afectado por las bajas de Luguelín Santos (quien solo corrió en el relevo 4X400), Félix Sánchez y Marielis Sánchez, esta última por maternidad. Puede que haya llegado la hora en la que el COD y el Ministerio de Deportes comiencen a discriminar las disciplinas improductivas, aquellas que requieren altas inversiones para el alto rendimiento con relación a la cantidad de medallas que pueden aportar. Pero para bailar se necesitan dos miembros y en la actualidad las entidades que dirigen Luisín Mejía y Jaime David Fernández Mirabal no sintonizan en el mismo dial. Si bien los juegos de Veracruz extrañaron a Sánchez y Gabriel Mercedes la figura dominicana que brilló por su ausencia fue el ministro Fernández Mirabal, un comprobado fanático del deporte pero que en su paso por la cartera se ha granjeado una serie de “enemigos”. Guatemala, que viene subiendo como la espuma, fue la gran ganadora y es, junto a Puerto Rico, el rival obligatorio a seguir. Los chapines pelearon cabeza con cabeza con los quisqueyanos y vieron subir su total de 70 en Mayagüez (sin Cuba) repartidas en 14 oros, 20 platas y 36 bronces a 77 en suelo azteca (15,19,43). Mejoraron en totales y en la calidad de las mismas a pesar de que su inversión económica (US$1,4 millones) fue la mitad de la que hicieron los dominicanos.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud