El escándalo de la FIFA que inquieta a dominicanos

por el 04/06/15 at 7:13 pm

El misil lanzado desde Nueva York hacia Suiza que impactó a gran escala en pleno congreso de la FIFA a finales de mayo no termina de hacer conciliar el sueño a dirigentes, jugadores y seguidores del fútbol en el área del Caribe, una de las regiones que están en el centro neurálgico de la crisis.
Mientras a directivos de federaciones les preocupa las consecuencias que puedan tener las revelaciones que el FBI y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos prometieron revelar a los opositores e interesados en ver caer como castillo de naipes a sus dirigentes les ocasiona alucinación conocer el veredicto final.
Para entender cómo Joseph Blatter se aseguró la fidelidad del voto de la zona Norte, Centroamericana y del Caribe (CONCACAF), además del esquema denunciado basado en sobornos y dádivas, hay que entender que el renunciante dirigente suizo ha sido el mandamás más solidario con los proyectos de infraestructura y desarrollo de la región, iniciativa ahora enlodada.
Hasta 1998 la FIFA no repartía el pastel entre sus miembros como lo hizo Blatter tras su llegada. Solo este año el país recibirá US$1,3 millones en gran parte por las ganancias del Mundial de Brasil en 2014.FIFA en Suiza
El proyecto original comenzó con US$250 mil que se remiten cada año a las federaciones miembros en partes igual, así sea la diminuta Aruba como la gigante China. Una decisión que agrada poco al primer mundo del fútbol, concentrado en los grandes de Europa.
De hecho, de un presupuesto cercano a los RD$60 millones que la Federación Dominicana de Fútbol agotará en 2015 más de RD$50 millones vendrán en sobregiros desde Zúrich. Igual ocurre en gran parte de la zona, considerada la segunda de menor nivel técnico en el planeta futbolero.
Esos pagos, esa gracia abonó el camino para que Blatter se religiera cuatro veces si bien dijo cuando llegó que solo esperaba permanecer un cuatrienio. El candidato que enfrentó a Sepp en el último congreso, el príncipe jordano Ali Bin Hussein, prometía cuadruplicar esos aportes para cada federación.
El caso dominicano, Osiris Guzmán está al frente de la Fedofútbol desde finales de 1998 (a pocos meses de que llegara Blatter) y no han faltado los candidatos que han intentado destronarlo y acusarlo de usar recursos para la compra de votos, pero se han quedado cortos.
Guzmán se mostró como un fiel aliado tanto de Blatter como de Jack Warner, el ex titular de la CONCAF pedido en extradición a los Estados Unidos, pero una vez este último cayó en desgracia el dirigente dominicano se apartó.
Guzmán, que ya fue amonestado en 2011 por un caso de sobornos, ni ha sido mencionado en el expediente ni él ha querido especular sobre lo que pueda pasar en lo adelante, pero en el patio sobran las cabezas deseosas en que su nombre salga manchado.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud