Lo que molesta de LeBron James

por el 24/06/15 at 8:18 pm

No es por ser arrogante, ni por tener que pedir oxígeno a dos estrellas para ganar campeonatos como tampoco por ingresar a la liga por alfombra roja que LeBron James polariza entre amor y odio a millones de seguidores de la NBA en el mundo.
El pecado que los haters ven en James es que llegó a la liga como uno más de los sustitutos de Michael Jordan, esa figura que lo cambió todo y que David Stern buscó su recambio desde 1994 con Grant Hill y que incluyó a Kobe Bryant, y ha sido el que mejor ha llenado la gran responsabilidad.
Para millones de los que Jordan enganchó a esta pasión James es algo peor que Ricardo Arjona para los amantes de la música y letras de Joaquín Sabina.
Semanas después de haber terminado la final 2015 de la NBA con audiencia récord en casi dos décadas los foros en redes sociales siguen activos con el debate, alimentado con los recursos que ofrece este mundo digital (datos inacabables, memes, Etc.) y el volumen de informaciones que salen a relucir hasta de los suspiros del Rey.lebron-return-comparison-cleveland-miami
Jordan fue para el baloncesto como el iPhone para Apple. Y Stern, comisionado entre 1984 (el año que llegó Su Majestad al circo y el mismo que nació James) hasta 2014, sabía como buen mercadólogo que ese producto tenía fecha de caducidad por lo que comenzó la búsqueda de su sustituto cuando este estaba aún en el apogeo de su carrera.
Las lesiones estropearon a Hill, y Bryant pudo cargar como la gran figura, pero nunca con estándares tan altos como para ser una amenaza seria. Nunca fue una amenaza seria y el propio Jordan lo “acusó” de ser una mala copia suya.
Si bien Kobe reinó en una era en la que vivían sus mejores años Tim Duncan, Shaquille O’Neal, Allen Iverson y Jason Kidd, ese grupo no encantaba tanto a los televidentes del planeta como el que lo precedió entre 1980 y 2008.
Con la salida de Jordan y una de las promociones más exitosas que ha conocido el baloncesto (Magic, Bird, Barkley, Malone, Ewing, Olajuwon) los índices de audiencia de la NBA colapsaron y con la aparición del talento de James en Akron, Ohio, Stern comenzó un relanzamiento. Lo bautizó como The Choosen One (El Elegido), nunca un jugador aficionado había tenido una cobertura tan grande y su aterrizaje en el circuito en 2003 con 18 años fue al estilo del ingreso de los actores a los Academy Awards.
James, para algunos una versión más anotadora de Magic Johnson y para otros un Karl Malone que podía jugar como un guard, comenzó a cumplir con los pronósticos destrozando récords de precocidad, fijo en el Juego de Estrellas, ganando distinciones y hasta llevó a sus Cavaliers a una final en 2007. Pero no terminaba de liquidar, ya sea por falta de ayuda o por encestarla en lo que en baloncesto se le llama La Chiquita (esos claves minutos finales) y sus críticos bautizaron esas respuestas como lebronearse.
Ese término comenzó a quedar en desuso a partir del quinto partido de la final de la Conferencia del Este de 2012 contra Boston cuando Miami remontó una serie que perdía 3-2 para avanzar a la final y James liquidar la final ante Oklahoma City para conseguir su primera corona, esa primera condición que los devotos de Jordan tanto le enrostraban.Comparacion
James, hoy con 30 años, no genera debate entre si es o no el mejor, ya hasta él lo afirma y no ofende con sus palabras sino por la indelicadeza. En sus hojas aparecen hazañas tan grandes que muchos comienzan a verlo como el sustituto real de Jordan. Y eso molesta a quienes entienden que el pasado siempre será mejor que el presente y futuro.
Jordan puso al mundo a ver baloncesto y James ha asumido la tarea de recuperar aquellos que se fueron y sumar. Los datos de la final más reciente dicen que cumple su objetivo.
Llegar a la final con un equipo diezmado no hizo más que agrandar a James. Llegó sin nada que perder y mucho que ganar… y ganó. Ningún jugador había dominado los departamentos de puntos (35.8), rebotes (13.3) y asistencias (8.8) de ambos equipos en una final, su elevada capacidad anotadora evitó la humillación de Cleveland.
La NBA de hoy goza de una gran clase, esa que tiene a Kevin Durant, Russell Westbrook, Stephen Curry, James Harden, Anthony Davis, Dwight Howard, Blake Griffin, LaMarcus Aldridge, John Wall yChris Paul. Y James es el mejor en esta Buena era.

Una respuestas to “Lo que molesta de LeBron James”

  1. Junior

    Jun 25th, 2015

    Buen reportaje, tu planteamiento tiene una buena base y trata de dar luz a esta controversia que raya en lo extremo, ya que Lebrón James esta en el apogeo de su carrera y que estas comparaciones siempre se harán en todos los ámbitos. Te felicito Natanael.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud